Contra la supresión de grupos en el mes de septiembre: La movilización produce sus frutos

Una vez más, como cada mes de septiembre, las noticias de supresión de grupos con las clases ya empezadas han agitado el inicio del curso, en unas fechas que deberían estar presididas por una tranquilidad administrativa que permitiera a todos los colectivos de la comunidad escolar dedicar sus esfuerzos a su tarea, profesional para el profesorado, de adaptación y aprendizaje para los alumnos y alumnas, de participación y apoyo para los padres y madres…

En lugar de facilitar un clima favorable para el comienzo del curso, la Consejería de Educación se embarca cada año en un proceso de inquisición sobre el número de alumnos por aula que, con el pretexto -dudoso- del ahorro provoca un verdadero caos, al obligar a la redistribución de los niños y niñas en otros grupos, causar la pérdida del puesto de trabajo al profesorado que ya había sido asignado a un determinado centro, y sembrar incógnitas entre padres y madres sobre las condiciones escolares que tendrán sus hijos. Esta es la situación que se ha vivido en uno de los centros: El Colegio Público Nuestra Señora del Lucero, al que se le redujo un grupo, si bien finalmente se ha logrado la restitución del aula suprimida.

Ante estos hechos, LATINAREVERDE quiere hacer constar su posición:

* La Movilización tiene sus logros: una respuesta firme y cargada de argumentos de los equipos docentes y de las AMPAs con el apoyo de organizaciones sindicales y ciudadanas -entre ellas Latinareverde- ha logrado la restitución de las aulas que la Consejería pretendía suprimir, tanto en el CEIP Nuestra Señora del Lucero como en otros centros de la Comunidad de Madrid.

* La supresión de aulas en septiembre es una práctica de la Consejería de Educación que no admitiremos nunca: una adecuada gestión de los procesos de escolarización debe dejar cerrado el número de grupos de cada centro en el mes de junio, condición imprescindible para una buena planificación e inicio de cada nuevo curso escolar.

*Denunciamos la política de la Consejería de Educación que obliga a los Centros Públicos a reducirse de forma definitiva cuando su alumnado baja circunstancialmente, pero les impide crecer cuando tienen más demanda. Esto forma parte de una estrategia deliberada de transferencia de alumnado de la enseñanza pública a la privada.

Nos seguiremos oponiendo -con toda la firmeza necesaria- a la supresión de grupos en los centros públicos, y muy especialmente de aquellas que se producen a última hora. Las supresiones injustificadas de grupos -y todas las decididas en septiembre lo son- desenmascaran las vacías proclamas en favor de la calidad de la educación a las que la Consejería de Educación nos tiene acostumbrados: mera propaganda que oculta una privatización encubierta.

Anuncios

Acerca de yolajb

http://www.educarueca.org
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s